Dengue: advierten que la etapa de «aparente mejoría» es la más peligrosa

El doctor Lytton Snead, director de la XI Región Sanitaria, en entrevista con Red Nacional de Emisoras, informó sobre un importante aumento de pacientes afectados por enfermedades como el COVID-19 y el dengue, a tal punto de que actualmente algunos hospitales de referencia se encuentran prácticamente rebasados en cuanto a su capacidad de atención.

No obstante aclaró que esta coyuntura aún no representa el pico, ya que se espera que con la llegada de las personas del exterior tras las vacaciones, y con el inicio de clases, se registre un incremento de casos de ambos males.

El profesional de la salud subrayó que en cuanto al dengue, el absoluto reposo y la debida hidratación son fundamentales para sobrellevar los efectos de la enfermedad.

Advirtió que la “aparente mejoría” que muestra el paciente a los 4 o 5 días de haber contraído el virus, es la etapa más delicada y peligrosa, ya que de no tomarse las medidas pertinentes, como ser el control de los valores, se corre el riesgo de entrar una recaída.

“Ese aparente estado, donde uno se siente bien, es el estado más peligroso, donde ahí sí hay que hacer ese reposo y una atención controlada, hidratación, tres o cuatro días, y después recién hacer otra vez ese control, porque ahí recién va mermando eso”, apuntó.